Teresa loret de Mola: Lo importante.

Actualizado: 9 feb 2021


La pintura? Ya no tanto. Si disfruto pintando, pero ya lo hago sin la angustia de ser mejor que nadie. Sin afán de figurar. Y me joden con eso… Que si soy la gran artista, que ya me dejé de tanto misticismo, que ya le pare y me ponga a pintar. Cuando me viene con pendejadas de ese tipo es cuando me elevo. Me dan ganas de elevarme nuevamente. Y el misticismo me sirve para eso. Inclusive con esta cosa de la pintura. Yo pinto cuando me da la gana. No me preocupa si progreso o no. Por mi parte seguiría estancada en lo mismo si me siguen chingando.

Te soy sincera, yo pinto lo que me rodea y más quiero. Lo hago por placer. Tú me has visto haciendo bocetos en cartulinas, servilletas y papeles. Luego los llevo al lienzo y el resultado es diferente. Es el ánimo, las ganas lo que importa. Yo puedo ver en ti al otro que eres tú y pintarlo de ese modo. ¿Cuál será el resultado? Que eres tú sin que lo adviertas. Te decía, pinto lo quiero y considero mis exposiciones como un álbum familiar; aunque la gente vea o pueda sentir otra cosa. Pinto los ladrillos de mi casa, la sombra de un sillón, la pared de mi

Sin embargo, si se lleva a cabo como una expiación, te diré que es bueno. Que tiene algún sentido. Pero siento que el hombre no debía abandonarse a la desesperación… En mi caso personal, no me importa cuánto pueda durarme la vida. Me importa en que la ocupo, como aconseja Srila Sridhar Maharaja. En que la estoy ocupando. Si tu actividad no la realizas desde el mínimo pensamiento hasta la máxima acción, no resulta válida. Esta uno jodido. Lo mismo pasa a la inversa: máximo pensamiento, sin la más insignificante acción, ¡vale madre, que te corten la cabeza¡.



Fuente: Manuel Calero. En voz de los pintores.

Instituto de Cultura de Yucatán. 2003


#cuadro #pinceles #arte

7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo